Busca lo que buscaron

A finales del siglo XIX casi se había terminado el haiku japonés*. Al estar dominado por escuelas establecidas que reclamaban todas para sí mismas el monopolio de las reglas, el haiku se convirtó en el terrenode la élite literaria que escribía poesía con una fórmula dada. Apenas nadie recordaba el famoso aviso del poeta Matsuo Basho:

“No busques seguir las huellas de los hombres de edad, busca lo que buscaron”.

‘Seeds From a Birch Tree’ de Clark Strand.

*La forma artística del haiku se parece mucho a la forma artística de la fotografía contemplativa Miksang, por destacar lo directo de las percepciones sensoriales y la expresión de corazón sin prejuicio.  Sin que la interpretación proceda de lo que ya sabemos y sin la tendencia a poner nombres y dividir, sino principalmente que proceda de nuestra fuente interior de creatividad inherente y verdadera, del lugar de no saber.

Foto ©Hèlen A Vink, 23 julio 2106, Amsterdam

Este artículo también está disponible en: Holandés, Inglés, Alemán