Inspiración corriente

La auténtica inspiración no es especialmente dramática sino muy corriente. Procede de asentarse en el propio entorno y aceptar las situaciones como algo  natural. A partir de ahí uno empieza darse cuenta que puede bailar con ellas. De modo que la inspiración se produce con la aceptación en vez de un relámpago repentino de un truco que se nos ocurre.

Chögyam Tungpa, de ‘Percepción verdadera’, capítulo ‘Un trazo’

©Hèlen A Vink, Haarlem, 15 de noviembre de 2015