¿Qué es miksang?

Un instante a la vez, ¡libre y jubiloso!

Miksang es una palabra tibetana que se traduce como “buen ojo”.

Este planteamiento contemplativo de la fotografía se fundamenta en las enseñanzas de Shambhala y arte dhármico del maestro de meditación, artista y erudito Chögyam Trungpa Rimpoché, concretamente sus enseñanzas sobre la naturaleza de la percepción.

Buen” no significa bueno en miksang tal como se usa la palabra en “bueno” y “malo”, sino que se refiere a la mente relajada y abierta, sin interpretación. Conectamos con las cosas tal como son, inherentemente buenas, más allá de lo lo bueno y lo malo.

Cuando se unen una mente estable, una visión clara y un corazón suave, en un solo instante, se manifiesta el “buen ojo” ¡libre y jubiloso!

Nos rendimos al espacio abierto interior, el espacio abierto interior que es el espacio de no saber. El espacio abierto de nuestra quietud, nuestra conciencia inherente y brillante y nuestra alegría. Lo que llega con naturalidad a partir de eso es que nos permitimos estar más disponibles hacia las cosas de alrededor, sin prejuicios ni filtros ni fórmulas ni aplicaciones de fotoshop que se asocian, a menudo, con la fotografía.

A través de la práctica de miksang, la fotografía contemplativa, desarrollamos la capacidad de experimentar momentos de percepción vívida y expresamos esa experiencia con la cámara. Gracias al método miksang nos entrenamos para notar mejor las cosas que nos rodean, que siempre están presentes, y aprender jugando a dar expresión fotográfica, de manera que conectamos plenamente con nuestro mundo cotidiano y con nosotros.

Un instante cada vez.

Un viaje infinito para desplegar la belleza y la expresión creativa.

Mire mi información reciente en Instagram >> 
Mire mi página de fotografía contemplativa Miksang en Facebook >>

 

Este artículo también está disponible en: Holandés Inglés Alemán