¡También hago fotos así!

Eso es lo que oigo habitualmente cuando enseño mis fotos.

No sólo mis fotos de miksang pictures sino todas las fotos de miksang de practicantes de miksang muestran lo que se ve de forma nueva y excepcional.

Y cómo se ha visto de esta manera y lo que se ha entendido de la experiencia de ver de forma nueva se forma en el equivalente de la experiencia sensorial encarnada.

Las fotos de miksang respiran una belleza natural y reconocible
TODOS experimentamos sentirnos tocados por la belleza y la simplicidad del mundo cotidiano. Cada uno a su manera excepcional. Muchas veces al día, la mayoría de forma inconsciente.

Por eso las fotos se sienten naturales.
Por eso las fotos son reconocibles.

Éste es el tipo de belleza, simplicidad y sentirse tocado que reflejan las fotos de miksang, lo que se experimenta al ver las fotos de miksang que le gustan a uno. Como si las hubieras visto por tí mismo.

Todos los días experimentamos la conciencia del ahora
A diario o incluso a cada hora o minuto experimentamos momentos de estar tocados, así de fácil.

vemos algo, oímos alfo, sentimos algo, olemos algo, saboreamos algo, experimentamos una chispa, un destello de belleza, de la maravilla de conectar profundamente.

Ésta es la experiencia de estar despierto y brillante en el ahora.

Las diferencias
Por experiencia se aprende que hay una diferencia cuando se empieza a fotografiar con el planteamiento del método Miksang. Aquí las fotos son un producto añadido de la práctica. Ésa es la primera y más grande diferencia.

La diferencia más grande es que la fotografía y fotografiar, tal como lo conocemos, ya tensiona y honra el producto final, la foto, lo que más. Y aunque la práctica de la fotografía contemplativa implica, por supuesto, hacer fotos, subraya mirar y ver y las vivencias encarnadas en ver claramente y sentirse tocado, sentir y confiar lo que se ve desde el corazón. Y subraya menos el resultado final, la foto.

Nos ajustamos a despertar
Ajustamos el interés a despertar en vez de orientarlo al resultado; ser consciente de la belleza del mundo diario y ser consciente de las infinitas posibilidades de alegría y claridad de estar despierto en el ahora. Que podemos experimentar y encarnar al expresarnos por estética creativamente a través del medio fotográfico.

Entonces ¿qué es el método Miksang?

El terreno básico
Empezamos estando disponibles: sin necesidad de querer cambiar lo que ya está ahí, lo que vemos.
Estamos abiertos, disponibles, para ver algo sin pensar, de repente, inesperadamente. Y mejor imposible.

Ejercicios visuales
Ahora que ya has leido que empezamos estando disponibles, resulta que no es tan fácil estar sencillamente disponible. No podemos pensarnos estando disponibles.
Por eso los talleres de miksang siempre empiezan con ejercicios visuales para invitar nuestra disponibilidad, nuestra apertura.

Los ejercicios visuales nos ayudar a relajar el «lo que quiero».
Las experiencias en los ejercicios nos ayudan a relajar el ‘que’, el ‘yo’ y el ‘quiero’.

En este espacio de apertura podemos percibir todo -lo-que-es sin la pantalla de la corriente aparentemente continua de pensamientos.

Si somos capaces de soltar lo que queremos ver y lo que queremos fotografiar, el mundo de alrededor se nos abre. Como si ya estuviera esperando que lo viéramos 🙂

Entramos en el mundo sagrado de lo ordinario, la belleza de todo-lo-que-es.

Libre de nuestras proyecciones, nombres, etiquetas, resistencia.
Libre de que tiremos y empujemos.

Los tres aspectos del método Miksang (en breve)
Experimentamos una ráfaga de percepción, vemos algo inesperado, de repente; éste es el primer aspecto del método Miksang.

  • nos detenemos, nos quedamos quietos físicamente
  • invertimos algo de tiempo para que penetre lo que vemos
  • nos mantenemos por delante del pensamiento conceptual: siempre pensamos algo y la atención sigue ese rumbo al azar, así que ahora dirigimos nuestra atención a la ráfaga de percepción
  • dejamos que pase todo tipo de pensamientos al azar, les invitamos a que se vayan a otra parte
  • no dejamos que entre la duda
  • nos mantenemos con lo inexplicable del primer instante de la experiencia de ver algo nuevo, de repente
  • aún no sabemos qué ni cómo

Después aplicamos el discernimiento visual, especificamos el pensamiento; éste es el segundo aspecto del método Miksang.

  • ¿dónde comienza la percepción visual?
  • ¿dónde termina la percepción visual?
  • ¿qué forma parte de ella?
  • ¿qué no forma parte de ella?

Lo que sigue por último es formar el equivalente; éste es el tercer aspecto del método Miksang.
Nuestro instrumento de expresión es la cámara con la que expresamos las percepciones visuales.

Aquí quedan las últimas preguntas que nos hacemos.

  • ¿Es horizontal o vertical?
  • ¿Cuánta profundidad de campo necesito? ¿Cuántos ISO y qué velocidad? (y eso es todo lo que se necesita saber sobre conocimiento fotográfico, que es muy fácil de aprender)
  • ¿Estoy segura que la ráfaga de percepción es lo que veo a través de las lentes de la pantalla en la cámara?

Respira hondo y deja caer los hombros.

Click!

©Hèlen A Vink, 1 agosto 2015, Zandvoort