Despliega tu propio mito

«Pero no quedes satisfecho con historias,
sobre cosas que ocurrieron a los demás.

Despliega tu propio mito,
sin explicación complicada,

para que todo el mundo pueda entender el transcurso.

RUMI (1207 – 1273)
(poema sín título The Essential Rumi)

Estas frases indicadas del famoso poema de Rumi señalan la fuente interior de lo ya sabido, que también se llama no-saber. Nuestra sabiduría interior, nuestro propio mito, nuestra expresión excepcional, que siempre es excepcional y se despliega desde más de nuestro ser interior más profundo, más espacioso y más cercano.

Forma un obstáculo la tendencia a observar demasiado lo que hacen los demás como la fuente más grande inspiración. Forma un obstáculo tocar nuestra fuente interior de sabiduría, de conexión con el lugar desde el que se despliega nuestro mito.

Si encontramos inspiración en alguien es sencillamente porue reconocemos algo que también poseemos. Algo atrae como un imán: llama la atención porque es el rumbo a seguir y lo disfrutamos. Y siempre nos acompaña el anhelo de querer algo de este algo para nosotros.

Mientras no comprendamos que tenemos plena autorización para desplegarnos, completa y excepcionalmente, igual que otros que admiramos, la admiración y elevar la vista hacia alguien forma un obstáculo.

«… no quedes satisfecho con historias, sobre cosas que ocurrieron a los demás».

Observar DEMASIADO a los demás (que es una moda mundial)admirar lo que los demás o una persona puede expresar con palabras, hechos o expresión creativa, y ponerles en un pedestal simplemente forma un obstáculo. Como un obstáculo para sentir, explorar y confiar en nuestra fuente interior de saber. Como un obstáculo para expresarnos desde nuestra fuente ya presente, nuestra luz, nuestra verdadera apertura.

«El miedo más profundo no es ser inepto.
El miedo más profundo es que somos podersoso más allá de cualquier medida.

Lo que más nos atemoriza es nuestra propia luz, no nuestra oscuridad».

Marianne Williamson en ‘Volver al amor’ (no, no Nelson Mandela)

Desde esta fuente de luz siempre ofrecemos una expresión excepcional. Damos. Y la expresión subsiguiente no necesita una explicación complicada. El gesto, la frase, la foto o cualquier expresión que se ofrezca desde esta fuente abierta habla por sí misma desde sí misma.

Así todo el mundo entenderá el transcurso.

Foto ©Hèlen A Vink, 9 de octubre de 2016, Zandvoort (Países Bajos)